Verdaderamente ha resucitado y nosotros con Él. ¡Aleluya! ¡Aleluya!

Jesús ha vencido a la muerte y su victoria permite que nosotros podamos resucitar con Él, disfrutando desde hoy mismo de los frutos de esta victoria.

¿Cómo podemos disfrutarlo? Porque, Jesús, ya ha vencido. Nos ha abierto el camino para poder vencer nuestras debilidades, nuestras rebeldías, flaquezas, nuestros egoísmos… Jesús ya lo ha hecho.

Dice la palabra en Filipenses 4, 13: «Todo lo puedo en Aquel que me fortalece». Todo significa cada debilidad, problema, circunstancia… puedo superarla, sólo en Dios que me da la fuerza, en Jesús que me enseña, en el Espíritu Santo que me guía.

Es posible porque Jesús ha superado todo y nosotros podemos sólo con Él, por Él y en Él.

¡Feliz Pascua 2020!